únete a nuestra newsletter

Introduce tu email aquí

¿Tienes diabetes?, mantén tus pies a salvo

Si padeces diabetes, es super importante vigilar los pies y el resto de tu cuerpo y piel. Mirar tus pies a diario puede prevenir problemas bastante graves. 

Las personas con diabetes pueden tener problemas graves en los pies que pueden afectar a la manera para caminar y hasta llevar a amputaciones.

Navegando por Internet hemos descubierto que solo en el 2008, a más de 70 000 personas con la enfermedad diabetes se les tuvo que amputar una pierna o un pie. Las amputaciones en las personas con diabetes representan más de un 60 % de las amputaciones de las piernas y los pies no causadas por lesiones, como las de un accidente de coche.

Las personas con diabetes tenían una probabilidad ocho veces mayor de tener amputaciones de una pierna o un pie que las personas sin diabetes.

D

No sólo eso también pueden sufrir hongos y pies de atleta. Es una enfermedad de la pie causada por un hongo, que normalmente se da entre los dedos de los pies.

El hongo ataca más a menudo los pies porque los zapatos crean un ambiente caluroso, oscuro y muy húmedo que facilita el crecimiento del dicho hongo.

El calor y la humedad de las áreas alrededor de las míticas piscinas, duchas y vestuarios los hace también caldo de cultivo para  dicha enfermedad. Al ser muy  común la infección entre atletas que usan frecuentemente esas instalaciones, el término pie de atleta se ha hecho relevante.

No todos los hongos son pie de atleta. Hay varios tipos causados  sudor, la reacción a tintes o adhesivos del calzado, eccema y psoriasis, pueden parecerse al pie de atleta

La mayoría de la gente tiene síntomas como: son piel seca, descamación con picor, inflamación y ampollas. Las ampollas a menudo llevan a agrietamiento de la piel. Cuando se abre la ampolla, pequeñas áreas de tejido quedan expuestas, causando dolor y un poco de hinchazón. El picor puede con los días.

La mayoría del pie de atleta porque generalmente se contrae en vestuarios, duchas y piscinas donde los pies están  descalzos entran en contacto con el dichoso hongo. Sin embargo, puede hacerse mucho para prevenir la infección lavándote los pies. El lavado diario de los pies con agua y jabón, el secado cuidadoso, especialmente entre los dedos, incluso con secador y el cambio regular de calzado y calcetines o medias para reducir la humedad, pueden prevenir la infección del pie.

Consejos:

  • Evite caminar descalzo
  • Utilizar polvos de talco.
  • Lleve calzado ligero y ventilado.
  • Lleve calcetines que mantengan sus pies secos y frescos.

Hace tiempo le mencionábamos trucos caseros para acabar con los dichosos hongos utilizando tanto vinagre como bicarbonato, investiga por nuestros artículos duermo y encuentra la receta.

 

vinagre

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.