únete a nuestra newsletter

Introduce tu email aquí
niños-y-salud-encias-800x321

Cuidado de las encías en los niños

Al hablar de salud bucal infantil, muchos padres piensan únicamente en la caries, pero en la cavidad oral hay más tejidos que son tan importantes como los dientes: las encías. Los problemas periodontales diagnosticados en adultos comenzaron con frecuencia en la infancia y la adolescencia, por lo que la prevención repercutirá sobre su salud en el futuro.

ENFERMEDADES MÁS FRECUENTES

Gingivitis producida por placa bacteriana

La inflamación de las encías es frecuente en niños, en gran parte por falta de una correcta higiene bucodental. La gingivitis alcanza cifras muy elevadas, según la última encuesta del colegio de dentistas tan solo el 48% de los niños tiene las encías sanas a aprtir de los 12 años. El dato positivo es que la mayoría responde muy bien al tratamiento, que consiste en eliminar el cálculo mediante profilaxis en la clínica dental y un control de la placa bacteriana mediante la higiene bucal diaria.

Periodontitis

Es una enfermedad que puede llevar a la pérdida de dientes. En comparación con los adultos, son muy escasos los niños que la sufren y son más frecuentes las formas agresivas, y no crónicas, de la enfermedad. A pesar de su baja incidencia, se deben explorar con frecuencia las encías y, en caso de detectar cualquier problema, tratarlo.

CAUSAS

Acumulación de placa bacteriana por falta de higiene dental. Las bacterias son las responsables de la gran mayoría de problemas de las encías.
Caries. No está directamente relacionada con los problemas de encías pero si al niño le duele la boca a causa de las caries es más que probable que esto dificulte la higiene. Así que es necesario tratar de forma precoz las caries de los niños, aunque sean en dientes de leche.
Procesos de erupción y caída de dientes. En este momento es frecuente que la encía se irrite por la presión y posterior perforación que hace el diente cuando erupciona, así que hay que tener especial cuidado en su higiene.
Cambios hormonales. En la adolescencia, pueden modificar la respuesta inflamatoria de la encía ante la presencia de placa bacteriana y agravar su acción.

IDENTIFICACIÓN

  • Cambios en el color de la encía: enrojecida o amoratada.
  • Cambios en la forma de la encía: hinchazón, retracción.
  • Sangrado de la encía al comer o al cepillarse los dientes.
  • Mal aliento.

PREVENCIÓN

Educación sobre higiene bucodental.

La higiene es la clave de la prevención. Completa una buena técnica de cepillado con herramientas de limpieza interproximal -sedas y cintas dentales- y colutorios, ya que la mayoría de patologías están provocadas por la placa bacteriana acumulada en los espacios interdentales. Para convertirlo en un hábito, transforma la higiene bucodental en un momento de juego y diversión.

Revisión de sus encías:

Una encía sana es de color rosa, firme y adherida a los dientes.

Prevención por herencia:

Si padeces periodontitis, es conveniente que tu hijo entre en un programa preventivo, ya que puede heredarlo.

Visitas periódicas al odontólogo ayudarán a mantener la salud de sus encías.

Referencias

http://www.sepa.es/web_update/wp-content/uploads/2015/09/CTE9_Baja.pdf

http://www.dentaid.es/es/higiene-bucal-infantil

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.